DIABLO III

Info y requisitos
INFORMACION Y REQUISITOS
Desarrollador: Blizzard Entertainment
Distribuidor:
Adese / Pegi: 16+
Genero: Rol
Subtítulos: Diálogos:
Multijugador:
Formato:
Precio salida:
Fecha Salida: 15/05/2012
Pagina Oficial: eu.blizzard.com/diablo3/

Puntuación:
--



REQUISITOS DIABLO III

MINIMOS:

Procesador: Intel Pentium D 2.8 GHz / AMD Athlon 64 X2 4400+
Memoria: 1 GB (1.5 GB Vista/7) (2 GB Mac)
Disco duro: 12 GB
Tarjeta grafica: NVIDIA GeForce 7800 GT / ATI Radeon X1950 Pro
Sistema operativo: Windows XP (SP3)

RECOMENDADOS:

Procesador: Intel Core 2 Duo 2.4 GHz / AMD Athlon 64 X2 5600+ 2.8 GHz
Memoria: 2 GB
Disco duro: 12 GB
Tarjeta grafica: NVIDIA GeForce GT 330M / ATI Radeon HD 4670

REVIEW
Diablo 3 es sin duda alguna uno de los títulos que más se han hecho esperar en los últimos tiempos, lo cual ha servido para generar no poca expectación sobre todo por parte de los nostálgicos de las anteriores entregas y fieles de la compañía. Blizzard ha sabido crear clásicos a partir de clásicos: Diablo I y II, Starcraft, World of Warcraft, etc, pero Diablo III demuestra que siguen en forma y sin intención de perder su papel en el ideario colectivo de los videojuegos. Teníamos noticias de su desarrollo nada menos que desde 2008, hace ya cuatro años. No lo tenían nada fácil para impresionarnos tras la espera y con el listón tan alto... ¿Lo habrán conseguido? Vamos a verlo.

Esta vez nos tendremos que enfrentarnos al demonio Azmodan, señor del pecado, como parte de un grupo de guerreros convocados para tal fin por el anciano Deckard Cain, presente en anteriores entregas. Azmodan busca un objeto de poder: La Piedra del alma Oscura, con el propósito de convertirse en el demonio más poderoso del infierno. Azmodan no cuenta con que un temible grupo costituido por bárbaros, monjes, nigromantes y cazadores de demonios (con nosotros entre ellos) va a hacerle frente a él y a sus secuaces.

Así pues la cosa no ofrece grandes novedades en lo que se refiere al argumento. De hecho una de las virtudes de la saga Diablo ha sido siempre la sencillez y una gran inmediatez que son la base de su alta adictividad. La mecánica de juego sigue esta misma pauta, constituyendo un juego de acción pura y dura con algunos elementos de RPG. El resultado es una constante descarga de adrenalina, con sangrientas e interminables batallas contra hordas inagotables de los más diversos enemigos. Todo muy familiar hasta ahora, pues a nivel de mecánica y jugabilidad hay pocos cambios: el movimiento del personaje sigue siendo estilo 'point and click' como en las anteriores entregas, y del mismo modo podremos acceder rápidamente a nuestras habilidades a través del teclado. Así pues, siguiendo el mismo sistema que Diablo II, esta tercera entrega sigue siendo un "hack and slash" en toda regla, con acción a raudales y una impresionante variedad en todos los aspectos del juego. Curiosamente este género tan antiguo no cuenta con demasiada representación en la actualidad, siendo un estilo incluso algo 'vintage' que nos recuerda a viejos títulos como Dungeons & Dragons, o al propio Diablo I, por no hablar de Sacred o Dungeon Siege, herederos del anterior.

Lo que si es nuevo es el desarrollo gráfico y técnico del título: un verdadero espectáculo para los sentidos. No sólo las animaciones y efectos visuales de hechizos, explosiones y golpes han sido mejoradas, sino que es realmente espectacular ver como todos los elementos del escenario se ven afectados por la lucha. Un estilo de destrucción hermano de otros títulos como Battlefield, aun siendo un género diferente. Por si esto fuera poco, la experiencia de juego nos ofrece escenarios dinámicos, es decir, que cambiarán cada vez que juguemos, constituyendo cada partida en una experiencia de juego única.

Todo el juego está indudablemente dirigido a un clásico dentro del clásico: el modo cooperativo. Al igual que en su entrega anterior, este es el modo de juego en el que de verdad vamos a disfrutar del título, sobre todo si lo hacemos en compañia de nuestros camaradas de juego. Para ello Blizzard nos ha puesto las cosas más fáciles que nunca. De hecho esto ha generado una polémica decisión por parte del equipo de Blizzard, esto es, que para poder jugar necesitaremos una conexión permanente a la red Battle.net, estando expuestos a puntuales "lags" o problemas de conexión que puedan ocurrir ocasionalmente. Cierto es que por otra parte este sistema es cada vez más habitual, pero no siempre es la opción más cómoda para los usuarios que han adquirido su copia legalmente.

Una de las novedades más interesantes de diablo 3 es La Casa de Subastas, algo familiar en títulos como World of Warcraft, esto es, un lugar virtual en el que los jugadores pueden adquirir compartiendo entre sí, mediante pujas, todo tipo de items: armas, armaduras, recetas, etc. Esta acción es sumamente interesante ya que este proceso puede acelerar bastante la evolución de nuestro personaje, sin tener que contentarnos con recoger de entre los restos de los enemigos caídos.

En definitiva, Diablo 3 es un título imprescindible tanto si te gustaron las entregas anteriores como si lo que buscas es un título de acción inmediata, adictivo donde los haya. Tal vez ha pasado mucho tiempo (12 años desde Diablo II), tal vez el mundo de los videojuegos ha evolucionado mucho y las variedad de géneros ha aumentado un número, complejidad y riqueza, pero siempre habrá lugar para los grandes clásicos.
JUEGOS RELACIONADOS

DIABLO II

SACRED 2 Fallen Angel
JUEGO ALEATORIO



© Copyright Zurpusian Games 2004 - 2018