RISE OF THE TRIAD

Info y requisitos
INFORMACION Y REQUISITOS
Desarrollador: 3D Realms
Distribuidor: Friendware
Adese / Pegi: 18+
Subtítulos: Inglés Diálogos: Inglés
Multijugador:
Formato: 1 CD
Precio salida: -€
Fecha Salida: 17/02/1995
Pagina Oficial: www.3drealms.com/rott/index.html

Puntuación:
--



REQUISITOS RISE OF THE TRIAD

MINIMOS:

Procesador: 386DX/40
Memoria: 4 MB
Disco duro: 20 MB
Tarjeta grafica: 2 MB

RECOMENDADOS:

Procesador: 486DX2/66
Memoria: 8 MB
Disco duro: 20 MB
Tarjeta grafica: 2 MB

REVIEW
Rise of the Triad: Dark War, desarrollado por id Software poco después de Wolfenstein 3D, fue un shooter en primera persona que irrumpió con fuerza allá por 1995. El mundo de los videojuegos, en pleno estado de revolución, estaba a punto de contemplar uno de los títulos más violentos, eclécticos y trepidantes de su historia.

Por esta época grandes clásicos como Doom 2 o Doom: thy flesh consumed ya estaban en pleno apogeo, por lo que Rise of the Triad no obtuvo la repercusión pública que con toda seguridad se merecía en su momento, aunque cabe reconocer las buenas críticas que obtuvo en revistas especializadas. El tiempo se encargó de colocar en su merecido pedestal este título inolvidable para todos aquellos que pudieron probarlo en su día.

Lo primero que apareció fue una versión shareware de 10 niveles publicada en algunas revistas de videojuegos. Con escepticismo, y sin tener la más remota idea de argumento alguno en el juego, el usuario se encuentra pegando tiros a un montón de señores digitalizados (en plan Mortal Kombat) armados con pistolas y disfrazados a medio camino entre un gángster y un soldado del 3er Reich. La sangre, muy abundante, no se hace esperar, los enemigos sueltan secos y roncos estertores al ser heridos. Uno tras otro van cayendo, surgiendo continuamente de cada esquina de la extraña y laberíntica abadía en la que se desarrolla el juego. Pero lo "mejor" llega cuando conseguimos nuestro primer bazooca. Demasiado para un chaval de 12 años.

El espectáculo gore que venía a continuación merece un punto y aparte; Cuando el proyectil alcanzaba al enemigo (a menudo era difícil que no lo hiciera, ya que podían rastrearlo, o bien se disparaban incluso en racimo), el tipo sencillamente explotaba en cientos de pedacitos, como partículas sanguinolentas independientes en su trayectoria, pudiéndose distinguir incluso diversas partes de la infortunada anatomía del individuo en un siniestro "confetti". En ciertas ocasiones este efecto era especialmente abundante, y podíamos escuchar un cómico y para algunos clásico "Lubricious Gibs!". Este tipo de efectos suponían una novedad bastante impactante, y el título en general apelaba a los instintos más depredatorios del usuario, que frecuentemente era (como un servidor) un preadolescente en zapatillas de andar por casa. En ciertas ocasiones el enemigo caía arrodillado pidiendo clemencia "no, please, no". Si les dejábamos con vida fingían morir, para levantarse poco después y seguir atacándonos.

Después apareció el juego, ya en su versión completa, Gracias a lo cual llegaron más datos acerca del "argumento". El jugador forma parte de un grupo de operaciones secretas llamado H.U.N.T (High-risk United Nations Task-force) integrado por cinco intrépidos agentes con distintas características: Taradino Casatt (a quién no le recuerda a Robert Redford?), Thi Barrett, Lorelei Ni, Doug Wendt e Ian Paul Freeley. Su misión es infiltrarse en una vieja abadía (en realidad un inmenso, delirante y laberíntico escenario entre lo industrial y lo apocalíptico, lleno de trampas y pilluelos armados hasta los dientes) en cierta Isla de San Nicolas, para desmantelar un peligroso culto que planea destruir Los Angeles. Los enemigos son diversos y abundantes (casi todos eran empleados digitalizados de id Software, amigos o incluso familiares del equipo), y el jugador debe enfrentarse a varios impresionantes jefes de considrable tamaño: el General Darian, el NME (Nasty Metallic Enforcer), o El Oscurido, jefe de la organización.

El resultado es una mezcla entre un shooter y un arcade de plataformas de acción continua y desenfrenada, llena de sorpresas y sucesos inesperados. A nuestra disposición teníamos un arsenal impresionante: pistolas a dos manos, mp40, tres tipos de bazoocas, bombas de fuego, o incluso armas mágicas como el Dark Staff o el Excalibat: un bate de béisbol de poder (¿?) inconmensurable. Por si no fuera suficiente, los cachondos de los programadores incluyeron la posibilidad de convertirnos nada más y nada menos que en un perro, bastante eficaz por cierto. En esas ocasiones el punto de vista bajaba a ras de suelo y podíamos ver nuestro flamante hocico en pantalla. Otras amenazas eran algunos "Power-ups" como por ejemplo el modo elástico, en el que empezábamos a rebotar por las paredes, o el "champiñón tóxico", que nos proveía de nefastos viajes.

El motor del juego era una versión muy modificada del Wolfenstein 3d. Técnicamente llegaba a ser superior en muchos aspectos incluso que el Doom: transparencias, texturas y gráficos menos pixelados, luces dinámicas, efectos en paredes, paredes móviles, plantas superpuestas, etc. Todo esto además de montones de efectos y modos de juego de los cuales ya hemos mencionado alguno que otro. Pero el Doom vencía en el realismo de los niveles. Tal vez ese era el problema de Rise of the Triad. Comparado con el versátil sistema de geometría, líneas y vectores que empleaba Doom, el anticuado (aunque tremendamente mejorado) engine del RoTT se quedaba atrás. No obstante el título tuvo mucho que dar, y consiguió proveer de interminables horas de impactante diversión a los afortunados que lo tuvieron en su momento.
JUEGOS RELACIONADOS

DOOM

DUKE NUKEM 3D

WOLFENSTEIN 3D
JUEGO ALEATORIO



© Copyright Zurpusian Games 2004 - 2018